sábado, 4 de agosto de 2007

La historia de un compositor con inspiración divina "Mozart"

Quien no ha escuchado sobre este espectacular y virtuoso compositor austriaco, su nombre completo Wolfgang Amadeus Mozart, nació en Salzburgo que es actualmente Austria, el 27 de enero de 1756 muere en Viena el 5 de diciembre de 1791.
Ahora les contaré que este compositor no es cualquier compositor, se decía de una forma religiosa y romántica que Dios el creador, expresaba su grandeza y su divinidad a través de la música de Mozart.
Mozart fue dotado de pequeño para crear y tocar música, su padre que también era músico le enseño todo lo que él debía saber para desenvolverse en las más altas esferas de los amantes de la música.
Les puedo asegurar que no hay compositor como él, ya que él creaba su música y la traspasaba al papel sin ni siquiera una corrección.
Su padre el cual dedico toda su vida a enseñarle y a buscarle las mejores posiciones en la corte como compositor, y maestro de música, fue uno de los que le arruino su vida por parte emocional, ya que el padre quería controlarlo, tanto así, que después de la muerte, la música de Mozart sufre un cambio radical, Mozart se sentía culpable y demasiado adolorido y no podía superar ese dolor. Por lo que refleja todas esas emociones a través de su música.
Mientras su padre aún estaba vivo Mozart se casa con Constanze, con ella tiene un único hijo, pero el padre de Mozart no miraba con buenos ojos el matrimonio, porque como dije anteriormente él lo quería controlar.
De lo bueno poco, dicho muy antiguo y cierto, si era Dios el que se expresaba a través de Mozart, tenía que ser fantástico, sublime, pero a la ves algo suave, como una brisa que sintieras pasar sin poder olvidar. Todo lo que nos produce felicidad, gozo, y todas esas deliciosas sensaciones son definitivamente momentos cortos, y así fue la vida de Mozart, corta.
Mozart muere pobre, enterrado en una fosa común, su cuerpo nunca se recupero y en estos tiempos su sepultura se haya vacía. Irónicamente, solo Dios sabe donde yace su cuerpo.
Y así como Dios tiene su antagonismo, Mozart tenía el suyo, la leyenda cuenta, que Salieri, otro compositor de la corte que le envidiaba con todo el corazón, fue el que gatillo por así decirlo, la muerte de Mozart.
Finalmente les contaré que Misa de Réquiem o misa de difuntos, la comenzó a escribir Mozart con gran dificultad, ya que eso le recordaba la muerte de su padre y además ya en ese tiempo, el se encontraba muy enfermo, la leyenda dice que fue el mismo Salieri el que mando a escribir la misa de difuntos, pero Mozart murió antes de poder terminarla. Irónicamente Salieri pensaba usar la misa para el mismo Mozart…….
El emperador de esa época, sintiendo vergüenza por lo que había pasado con Mozart, pidió que se le diera una ayuda monetaria a Ludwig van Beethoven, otro compositor muy reconocido que también muere en Viena, esta ayuda evitaría que otro gran músico muriera pobre y abandonado, y con eso había un reconocimiento real, para estos grandes músicos.

1 comentario:

juan dijo...

recordar a amadeuz siempre es bueno,ahora si es divino esta por verce,si dios ponia notas en su cabeza es otra cosa?Dios tambien pone nota en dady yanqui y Marilin manzon?,creo que a dios se le a olvidado el buen gusto..saludos Anna de mozart